cuchufleta - mami

Enzo, intolerante a la lactosa y a la proteína de vaca (Parte I)

Y ya sabíamos que algo no iba bien y que no eran los cólicos del lactante sin más como todos decían…


A partir de su primera semana de vida eran habituales los llantos desesperados a todas horas, cuando comía no se saciaba, siempre quería más, pero claro ya dicen que la lactancia materna exclusiva es muy esclava y así funciona, a demanda constante, pero además no conseguía conciliar el sueño y si se dormía era en brazos tras horas de llorar, dormía por periodos muy cortos y supongo que ya caía rendido por agotamiento a las tantas de la madrugada. Aún recuerdo los paseos a oscuras por el salón en plena noche… Ya no era cuestión de tener paciencia, era cuestión de que nuestro instinto de madre así como el de padre nos decía que algo no iba bien.

Cuando aún no había cumplido las 2 semanas de vida, en su primera visita con Juan (su pediatra – aquel que decidimos que así sería el primer día que lo conocimos) le explicamos todo, hizo un examen completo al peque y a parte de su problema de frenillo en la boca (algo que os explicaré en otro post) nos dijo que Enzo no estaba satisfecho con lo que comía, tanto fue así que apenas había engordado 40g y aunque hablándolo con otras amigas y con la enfermera de la SS me decían que debía tener paciencia y que ya engordaría, Juan me dió la opción de darle suplemento y hacer lactancia mixta. Yo cedí porque el tema de que no cogiera peso y que no se saciara me tenía muy preocupada.

Y así empezó a combinar mi teta con sus bibes de leche artificial, parecía que la cosa mejoraba pero solo a ratos, a los pocos días empezó a vomitar de una manera escandalosa, pero solo algunas tomas, y tras consultar nos dijeron que era un problema de RGE (reflujo gastroesofagico) que debíamos subir el cabezal de su minicuna para mantenerlo almenos a 45º, así lo hicimos.

Por si fuera poco llegaron las diarreas, primero aisladas pero después fueron cada vez más habituales y más escandalosas, había veces que aquello parecía un grifo abierto literalmente. Además, aunque al principio de la leche artificial parecía que mejoraban las cosas, pronto volvieron los días de llanto y de llantos y de no dormir.

Tras ir a urgencias varias veces y decirme que eran cólicos y una posible gastroenteritis, Juan lo volvió a ver y nos dijo que la barriguita de Enzo estaba fatal, con los intestinos inflamados y que podía ser una alergia a la lactosa, así que cambiamos de leche a una sin lactosa (AL110 NAN de Nestlé) y que cambio! Comía, descansaba  y no estaba tan irritable. Duró unas semanas y vuelta a comenzar como al principio… Las veces que lloraba de impotencia con el peque en brazos eran habituales, verlo sufrir así me destrozaba!

De vuelta al pediatra para buscar una nueva solución, esta vez tocaba empezar con leche hidrolizada (nutramigen 1LGG)  ya que además de alergia a la lactosa podía tenerla también a la proteína de la vaca. Y ahora siiiiiiii dimos con la clave! Los papis sabíamos que esto no eran cólicos únicamente, ese instinto maternal funcionó perfectamente jajaja

Enzo tenía 3 meses y unos pocos días después de todo esto y ahora había que plantearse…

¿Lo llevábamos al digestivo? ¿ Hacíamos  pruebas con lo pequeño que era Enzo? Más en el siguiente post.

¿Alguna mami en mi situación? ¿Cómo fue?

Anuncios

6 comentarios sobre “Enzo, intolerante a la lactosa y a la proteína de vaca (Parte I)

  1. te leo y me vienen recuerdos. mi peque tenía unas diarreas inmensas y muchas veces al día, al principio también mucho reflujo por lo que nos dieron tratamiento. al final al digestivo, leche hidrolizada con diagnostico de intolerancia a la proteina de la leche de vaca pero con analíticas normales pero sangre oculta en heces. en junio nos hacen la provocación a ver que tal va… espero el siguiente post. yo hago recetas con sustitutos de leche y muy bien la verdad, es muy facil de llevar y espero que se le pase con el tiempo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s