No juzgues mi maternidad

Hoy en día la multitud de redes sociales existentes permite que nos expresemos a cada segundo, que podamos compartirlo todo con los demás, mostramos todo lo que nos apetece de nuestro día a día, el outfit de nuestro peque, lo que come, los ratos de juegos, las salidas al parque, nuestra manera de hacer con ellos…

Y yo me pregunto… ¿Esto da derecho a que la gente juzgue?

Estamos viviendo un momento terrible, en cuanto a críticas se refiere, todo sirve para juzgar y poner de vuelta y media a las demás, eso sí, escondida tras unas letras, estando cara a cara seguro que se lo pensarían antes de hablar.

No juzgues mi manera de llevar la maternidad, tu opción no es la mejor para mí, no somos mejores ni peores, simplemente diferentes.


No te juzgo por decidirte por la lactancia materna exclusiva, y si yo no la llevé a cabo fue por motivos personales, como os explique en este post. Pero si hubiera decidido alimentar a mi hijo con biberones desde el día 1, no me juzgues.



No te juzgo por optar por el colecho, es más, me parece perfecto. Yo no opté por ello porque ni yo ni papa queríamos hacerlo, y aunque los primeros días de vida de mi hijo lo tuvimos habitando en nuestra cama, en cuanto se acabó la teta mi pelón durmió en su minicuna. El descanso para mí era vital y no era capaz de afrontar un día sin poder descansar, aunque fuese a ratos, con el bebé en la misma cama descansaba cero. No me juzgues por mi decisión.
No te juzgo por escoger el BLW. Yo no lo quise llevar a cabo porque me daba miedo que mi hijo se atragantase, si, tenía miedo, lo reconozco, no importa las veces que había leído y me había informado sobre el tema, no me veía segura para hacerlo y no lo hice. Hoy día, con 19 meses, mi hijo ya come trozos de casi todo y disfruta de la comida. Así que, no me juzgues.


No te juzgo por pasar todas y cada una de las noches de tu vida durmiendo con tu hijo. Yo tuve que dejar al mío a dormir en casa de sus yayas muy pronto por necesidades laborales, y además he decidido hacerlo en varias ocasiones para disfrutar de una noche de “novios” con papi, si. ¿A ti no te parece bien? Perfecto, pero no me juzgues.


No te juzgo por decididir ser madre 24/7, me parece genial. Yo soy, a parte de madre y mujer, trabajadora, a la que le gusta su trabajo y que lo disfruta a cada minuto. Aunque esto suponga estar menos horas al lado de mi hijo, necesito trabajar porque me hace sentir bien, y porque de esta manera mi estado de ánimo es el óptimo para disfrutar al 100% las horas que paso con mi hijo. Está claro que si pudiera, económicamente hablando, trabajaría la mitad. Si no piensas como yo, lo respeto, pero no me juzgues.


No te juzgo por no dejar a tu hijo ver la tele. Yo sí que se la dejo ver, ponemos dibujos, cantamos y pasamos ratos juntos viendo Monstruos una y otra vez e imitando lo que hacen sus personajes, es muy divertido, a él le gusta y a mí también. No me juzgues.


No te juzgo por no gritar jamás a tu hijo, es más, te admiro, pero yo a veces no puedo evitarlo y suelto algún grito, es algo que estoy trabajando poco a poco y espero poder decir un día “nunca grito a mi hijo”, mientrastanto, si lo hago es porque me desespero y hay instantes en los que no soy capaz de evitarlo, el primer año de maternidad, por otros motivos ajenos a mi hijo, no ha sido fácil. No me juzgues.


No te juzgo si decides no romper, nunca, las rutinas de tu hijo. Yo de vez en cuando me las salto, si, quizás un día no lo baño porque hemos estado de paseo hasta tarde y hemos decidido cenar fuera. Alomejor un día hemos desayunado a las 11 porque estábamos demasiado agusto en la cama como para levantarnos. Y quizás algún día se ha comido un trozo de chocolatina. Puede que no parezca bien, o que no vaya con tu manera de hacer, pero no me juzgues.


No te juzgo por las imágenes que compartes de tu maternidad. A mí me gusta compartir fotos de los mejores momentos, eso no significa que no haya días que mi casa esté patas arribas, o que haya momentos de puro estrés y locura, o que haya días que este horrible y me los pasé en bata y moño. Por no compartir imágenes de esos momentos no soy una madre irreal, simplemente yo escojo lo que comparto. No me juzgues.


Yo no te juzgo porque no te conozco, y tus decisiones seguro que han sido tomadas por algún motivo, sea el que sea, así que no me juzgues por haber escogido las mías. 
-Existen tantas formas de criar como madres hay en este mundo-



Y sí, he juzgado en muchas ocasiones, he sido imprudente, he hablado más de la cuenta, pero aquí estoy para rectificar y tú también puedes hacerlo. Nadie nace siendo madre, antes de serlo hablaba mucho, hoy puedo decir que cada madres toma sus decisiones por algún motivo. 

Desde aquí, perdón por haber juzgado en muchas ocasiones lo que TÚ decidiste.
Te invito a ver este vídeo, seguro que te hará pensar…
Vídeo ➡️ Pongamos fin a las guerras entre madres (click aquí).

Anuncios

25 pensamientos en “No juzgues mi maternidad

  1. Gran reflexión. También escribí una entrada similar. Basta ya de juzgar!
    Tambié me han caído aluviones de críticas, comentarios malintencionados, indirectas… Uffff… Cansa tanto.
    ¿Quiénes somos para saber lo que hace feliz a otra persona, o lo que es mejor para ella?

    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Fíjate que yo ni me había dado cuenta de que tu maternidad y la mía eran tan diferentes 🙂 Te leo porque me gusta lo que escribes y como lo escribes, porque creo que está bien conocer las experiencias, reflexiones y cómo lo hacen otras mamás, tanto si es para sentirnos identificadas en muchas cosas (incluso llevando estilos de crianza diferentes) como si es para entender que otras personas lo hacen de manera diferente y eso no significa absolutamente nada, simplemente que son personas diferentes, y eso es todo. Yo escribí hace un año un post en el que también intentaba transmitir un mensaje similar (se titula Todas somos buenas madres, por si te apetece verlo) porque también me di cuenta de cómo nos criticábamos unas a otras, cuando lo que deberíamos hacer es apoyarnos. Yo también fui de las que juzgaban o criticaban antes de ser madre y tampoco estoy orgullosa de ello, pero me consuela saber que al menos me he dado cuenta ahora y he dejado de hacerlo (desgraciadamente son muchas las que ni siquiera cuando son madres se dan cuenta y rectifican 😦 ). Me ha encantado el post! Un beso

    Me gusta

    • Si si, nadie está exento de juzgar, da igual la edad que tengan, si tienen hijos pequeños o grandes, e incluso si no tienen hijos, me dirás tú a mí… Pero la persona que juzga siempre piensa que su opción es la única buena y válida. Me alegro que te haya gustado!!! 😉

      Le gusta a 1 persona

  3. Creo que todas en algún momento escribimos un post similar.. hartas de que nos juzguen. Yo lo hice, aunque nunca lo publiqué, pero ahí está guardadito. Sobre todo era por el tema de la teta, que me tenían hasta los mismísimos todo el dia preguntando cuando se la iba a quitar. Me hartaban, me cansaba de escuchar, les contestaba mal para que no volvieran pero daba igual. Dices: Bah, paso..pero no pasas, escucharlo a cada instante te hace perder los nervios.
    Ojalá no nos juzgásemos como madres, en ningún aspecto.

    Le gusta a 1 persona

    • Así debería ser, que cada una tuviese la libertad de tomar decisiones sin ser juzgada. Aunque será prácticamente imposible que esto deje de existir, al menos hará reflexionar. Y ya no es solo que te juzguen como tal, es que además están las lecciones sobre maternidad que tenemos que escuchar en tantísimas ocasiones… Muchas gracias por tu comentario! Besotes

      Me gusta

  4. Iniciar en el blog en éstos temas de pareja, familia y maternidad/paternidad, me ha llevado siempre a reflexionar que si, lamentablemente suelo juzgar, pero esta bien, no me juzgues por eso, si que estoy cambiando.

    Todos pensamos y vivimos diferente, y a veces solo queremos dar una opinión, con la mejor intención, y no todo lo podemos convertir en una acción de juzgar. Comentar lo que sentimos es en parte la razón por la escribimos un blog.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  5. Me ha encantado tu reflexión! Todo se nos juzga y se nos critica. Yo creo que cada uno con sus hijos hace lo que cree mejor para ellos. a mi me han dicho muchas cosas y al principio lo pasaba mal hasta que dije que yo a emma la enseñaba como yo creía conveniente.

    Muchos besos

    Me gusta

  6. Me ha requeté encantado el post, nena me siento tan identificada en muchos aspectos contigo, y lo peor es que somos las propias madres las que nos criticamos unas a otras, basta ya!!! Cada una es la mejor madre para su hijo y sabe que es lo mejor para el, que mas da una cosa u otra… Basta ya de juzgarnos unas a otras, mejor compartir experiencias e intentar ayudarnos y aprender unas de otras. Mil besos mi niña.

    Le gusta a 1 persona

  7. Me ha gustado mucho la entrada. Unos de mis propósitos para este año es criticar menos y claro, criticar o juzgar al final es lo mismo. Creo que cansa lo mismo juzgar que dar explicaciones, así que basta de juzgar y seamos más amables y respetuosos con la maternidad/paternidad del resto. Un abrazo fuerte!

    Le gusta a 1 persona

    • Claro, es que si nos molesta dar explicaciones del porque hacemos las cosas, debemos pensar que juzgando hacemos que otra madre “tenga” que dar sus explicaciones.

      A ver si conseguimos entre todas criticarnos menos.

      Mil gracias por comentar, me alegro que te haya gustado. Besotes!

      Le gusta a 1 persona

  8. Gracias por estas palabras tan acertadas.
    Me llegan en un momento clave, y me guardo el link para leerlo de vez en cuando y recordarme cierta cosas.
    Nadie debería creerse con derecho de juzgar la maternidad de nadie, ni la lactancia, ni las decisiones de cada uno.
    Anoche escribí también un post sobre “La teta de plástico” (nuestra decision -lactancia artificial-) y me pregunté en qué momento la lactancia se volvió algo de lo que cualquiera puede opinar o hurgar.
    A mi me gusta mucho una frase que no sé donde escuché que dice: hay tantas maneras de ser madre (formas de entender la maternidad) como madres hay.
    Saludos, nos vemos entre líneas.

    🍋🍋🍋

    Le gusta a 1 persona

    • Es cierto, últimamente se ha adquirido el derecho a criticar las opciones maternales de las demás, en vez de haber un apoyo mutuo.
      Me pasaré a leer tu post!
      Tu frase, sin duda, es totalmente cierta, hay una manera de ser madre por cada madre que existe.
      Me alegro que te hayan gustado mis palabras y muchas gracias por leerme y comentar.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s