Las rabietas visitan mi casa


Madre mía ya están aquí… las rabietas se han alojado en el cuerpo de Churreta

Las rabietas han llegado y espero que sea para marcharse pronto o al menos para ir desapareciendo, aunque sea poco a poco.

No podría decir en qué momento exacto empezaron ya que Churreta hace meses que ha sacado ese genio que lleva dentro, pero la mayor parte de las rabietas son, sencillamente, porque no le apetece hacernos caso, no así porque sí, si no porque para él, evidentemente, es más divertido seguir abriendo todos los cajones y sacando lo que hay dentro, o bien porque prefiere seguir jugando en la bañera y no le apetece salir, o bien porque ponerse la chaqueta debe ser parecido a que lo maten… No sé, podríamos hacer una larga lista.

No creo que me equivoque si digo que la mayoría de las madres buscamos la mejor manera de erradicarlas de la manera más rápida posible, y aunque no voy a ser la suertuda que haya encontrado el método infalible, os voy a contar como actuo yo ante las rabietas de Churreta.

He probado varías cosas, y si algo me ha quedado claro, es que cuanto más nerviosa y alterada me ve, más le dura la rabieta.

Asi que he optado por:

  • Ponerme a su altura mediante la escucha activatema del que os hablaré más en profundidad en mi próximo post, pero que consiste en ponerse a la altura del niño y mirando sus ojos.
  • Le hablo de manera calmada y le digo que a mami no le gusta verlo así.
  • Y no cedo a sus caprichos.

Una vez terminada la rabieta, le explico el porqué de mi negativa a lo que estaba haciendo y le pregunto qué ha pasado para ponerse así. Aunque Churreta aún no me explica el porqué de su reacción, me mira y me da un beso, diría que ha entendido que a mami no le ha gustado su reacción.

¿Cómo gestionáis las rabietas de vuestros peques?

⭐️Si te gusta lo que escribo te invito a comentar este post y a seguir mi blog.

Anuncios

4 pensamientos en “Las rabietas visitan mi casa

  1. Totalmente de acuerdo, si te subes al carro de la rabieta puede convertirse en algo eterno. Yo opto por decirle, a su nivel, que cuando se calme hablamos Y no cedo, a lo sumo, una vez calmado “negociamos”.
    (Creo que es la primera vez que te comento, aunque no es la primera que te leo jeje)

    Le gusta a 1 persona

  2. Nosotros estamos empezando y ufff hace falta mucha paciencia para no desesperar. También intento dialogar con él o, como aun es pequeño, intentar centrar su atención en otra cosa. Unas ves con más exito y otras con ninguno. Eso sí, no dejo que salga con la suya.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s