Visita al pediatra sin llantos, por primera vez, gracias a la doctora juguetes

Aunque cuando era más bebé Churreta no se quejaba con sus visitas al pediatra, hace varios meses, podría decir que desde antes de cumplir el año, que no le hace ni pizca de gracia eso de ver una bata blanca y que además se le tengan que acercar.

En estos meses atrás no es que hayamos tenido que visitar demasiado al pediatra, pero vaya, entre revisiones y vacunas y que en estas últimas semanas el peque está cogiendo todos los virus que se le aproximan… hemos tenido que hacer algunas visitas extras.

En la última visita, su pediatra habitual, al que no habíamos podido ir en mucho tiempo, por cuestiones de horarios, no llevaba bata, ni la llevaba ni la lleva nunca, así que a Churreta en un primer momento no le pareció demasiado mal que aquel señor le hablase y se acercase.

Siempre intento explicarle, mientras lo exploran, que no se preocupe, que no le hacen daño y que solo miran que esté bien, pero no funciona, solo llora y me llama desconsolado, pasando un mal rato.

Pero esta vez fue distinto, cuando su pediatra lo tumbó en la camilla y vio que se acercaba con su fonendo empezó su reacción habitual, así que el tema “no bata” no lo acabó convenciendo del todo, se puso nervioso y empezó a llorar, pero duró muy poco esta vez.

 ¿Sabéis por qué? 

Porque la historia que mami le contó, mientras el pediatra le auscultaba y revisaba, hizo que no le pareciese algo tan malo.

¿Y que fue lo que le expliqué?

Cariño no te preocupes. Es como la doctora juguetes, ¿sabes cuando ella le hace una revisión a sus juguetes? 

Les hace un chequeo, les ausculta el corazón, como te está haciendo a ti, les mira los oídos y la boca, los revisa para ver que no tengan pupa, y esto es lo que te está haciendo el doctor. 

Te toca un chequeo vida y por eso te está poniendo eso (el fonendo) por el pecho y la espalda, no te preocupes que enseguida acabaremos, lo estás haciendo súper bien.”

A todo esto mi hijo asentía con la cabeza y me decía que si a su manera.
¿Os podéis creer que mi hijo ni lloró, ni se sintió incómodo, ni se puso nervioso en ningún momento?


De haberlo sabido, lo hubiera puesto en práctica mucho antes, aunque quizás era el momento idóneo, para que el comprendiese lo que yo le explicaba.


Gracias a los dibujos de la doctora juguetes mi hijo ha estado tranquilo y sin llorar durante una exploración por parte de su pediatra.


¿Vuestros peques también lloran en el pediatra? ¿Qué trucos usáis para que no lo hagan?


⭐️Si te gusta lo que escribo te invito a comentar este post y a seguir mi blog.

Anuncios

3 pensamientos en “Visita al pediatra sin llantos, por primera vez, gracias a la doctora juguetes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s