cuchufleta - mami

Mi embarazo: recordando momentos

A veces parece que hace años que fui una gordita feliz embarazada de mi hijo y sin embargo otras, parece que fue ayer, cuando sentía sus patadas y sus volteretas, cuando me acariciaba la barriga hasta hacerme bolitas en las camisetas y vivía más feliz que nunca, hasta el momento, por saber que dentro de mi se estaba formando una vida.

 


 

Y es que pienso en mi embarazo y no sólo por los recuerdos espontáneos que invaden mi mente, también cuando hablo con otras mamis sobre la experiencia o veo fotos de cuando lo estaba.

Siempre había sido un sueño para mi el ser madre, y la verdad que me hubiera gustado serlo muy joven, aunque a día de hoy doy gracias de no haberlo hecho antes, ya que por circunstancias varias, hubiera sido un auténtico desastre.

Mi marido es un hombre que siempre ha tenido claro que quería ser padre, además si por él hubiera sido, hubiéramos tenido a Enzo antes de casarnos. Recuerdo que siempre le decía que tras la boda, esperaríamos un poco para ponernos al lío, pero pocas semanas antes de la boda se despertó mi ya irrefrenable instinto maternal.

 

Volvimos de la luna de miel y a los pocos días supimos que estábamos embarazados

 

Mi embarazo empezó de una manera muy especial, y es que nuestra sesión de fotos postBoda fue con Enzo ya en la tripita, de hecho, a papá Cuchufleto, se le ocurrió una manera preciosa de tener ese recuerdo para siempre.


Las primeras semanas fueron una locura, el tema de las hormonas me llevaba de calle, y podía estar riendo a carcajadas de repente y pasar al llanto en un minuto. Tenía un sueño horrible y me dormía por las esquinas, además de un hambre descomunal y me apetecía comer a todas horas, además recuerdo que tenía unas ganas local de comer carne y más bien cruda, algo extraño en mi, que hasta el momento era muy poco carnívora, y digo hasta el momento porque esto ha cambiado.

 

Tanto comía que en mi primer mes sumé 3 kilos a la báscula 

 

No es que me angustiase en exceso el tema del peso, pero vaya, no quería que la tónica habitual fuese ese aumento brutal de peso un mes tras otro, pero es que él hambre era incontrolable.

 

No tuve vómitos, náuseas ni mareos

 

Si que recuerdo que no podía soportar el olor cuando se cocinaban verduras a la plancha…increíble. Por el resto no tuve más manías con los olores.

Por suerte tras pasar las primera 10 semanas, pude controlar mi hambre, y aunque necesitaba comer mucho, era capaz de comer más bien sano.

Las semanas fueron pasando, y mi sentimiento mayoritario era FELICIDAD

Me habían dado la baja en la semana 8 por riesgo en mi puesto de trabajo, así que tenía todo el tiempo del mundo para cuidar de mí y de mi barriguita.

Celebré mis 29 con Enzo en camino, y mi marido me sorprendió con una tarta preciosa a la par que original. Cada minuto de mi embarazo está impregnado de ternura, amor y felicidad.


¿Habéis visto que tarta tan bonita con barriguita y huella de pie incluida?

Además con la eco de mi bebé ❣️ sin duda, no le faltaba ni un detalle.

Pude seguir con mis clases de pilates

 

Con mis sesiones de elíptica en casa y salía a caminar entre 1 y 2 horas al día. Me encontraba con energía y ganas de hacer cosas.

Tuve barriga desde bien temprano, la verdad es que desde el primer mes de embarazo ya se había hecho visible la curvita.

Aunque pensaba que sería de las que compraría un millón de cosas desde el primer momento, tardé bastante en hacerlo, y no recuerdo que fue lo primero… La habitación la encargamos 2 meses antes de que naciera y mis bolsas para el hospital no estuvieron listas hasta 2 semanas antes del parto.

A los 6 meses de embarazo, mientras hacía deporte, sentí un mareo importante y me asusté, pero bajé de la elíptica y se me pasó, así que no le di más importancia. Cuál fue mi sorpresa que en los días posteriores, al recoger el resultado de una de las analíticas de control, tenía una anemia exagerada.

Desde aquel momento, a parte de aumentar mis dosis de hierro, me restringieron muy mucho las actividades que supusieran un gasto de energía, incluso me redujeron el ritmo y cantidad de paseos.

Cuando te dicen que debes tener cuidado, ya no piensas en que te puede pasar a ti, si no, en como ese problema puede influir a tu bebé. Aún así, me sentía con energía y feliz y fueron pasando las semanas.

Todo fue perfecto hasta que en la semana 35 empecé con contracciones

Me acompañaron hasta el final del camino, al principio eran muy débiles y soportables, no continuas ni mucho menos, pero cada vez que me daban aumentaban su intensidad e incluso se mantenían por un buen rato. En una de las revisiones con el ginecólogo me recomendó que hiciera reposo relativo y me cuidase especialmente, al menos hasta la semana 37 para que mi bebé estuviera más preparado.

Yo cumplía un 17 de junio y recuerdo perfectamente que a finales de mayo vino una ola de calor que hizo que pasase las peores semanas de mi vida. Era insoportable, con lo rápido que yo me coloco una chaqueta… se me hacía un mundo la calor y no iba a ningún sitio sin mi abanico.

 

Y fue así, entre contracciones y calores, como el 15 de junio, 2 días antes de la FPP llegó Enzo, como os contaba en este post: 

Así fue mi No Parto.

Si aún no lo has leído, te invito a que lo hagas!


Y ahora os dejo con un par de imágenes de nuestras sesión de fotos de embarazo.

 Y cuéntame… ¿cómo recuerdas tu embarazo?

 


 

Si te ha gustado este post te invito a que dejes un comentario.

Un abrazo y gracias por dedicarme un poquito de tu tiempo.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

6 comentarios sobre “Mi embarazo: recordando momentos

  1. Me ha gustado mucho!! Me dejo para luego tu no parto… Yo tampoco vomité, pero mw dormía por las esquinas, y acabé con anemia con los dos, eso sí, gordísima!! Pero no me puedo quejar, pude disfrutar los embarazos pk fueron bastante sanotes los dos. Un besito!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Me ha encantado! Yo he tenido 3 embarazos:
    1. No me sentía embarazada (tanto que mi médico m mando una eco a las 6 semanas)hasta q mi tripa apareció a las 27 semanas o así. Ni vómitos, ni nada, Edo si, m dormía delante del ordenador en el trabajo, no acababa una peli…. único negativo: infecciones de orina cada dos por tres, ciatica en el tercer trimestre y un hambre feroz, con este comí por dos y engorde muchísimo.
    2. Estupendo, lleno de energía, llevadero, hasta ya el ultimo mes q se me hizo cuesta arriba, y el peque estaba tan cómodo q por falta de liquido m lo provocaron a las 41+1. No engorde tanto porque con el primero no paraba !
    3. Este fue sorpresa. Tanto que me di cuenta de unas 10 semanas. A las 15 tuve primera eco. Mi barriguita apareció casi de 25 semanas. Con este he tenido problemas de suelo pélvico y se me hizo cuesta arriba al final, y cuidando de mis otros “bebés”, ha sido difícil. Pero bueno. Ya tengo a los tres conmigo!
    3 años en agosto, 15 meses y 7 semanas. ☺
    💙me encanta tu blog!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya lo dicen, que ningún embarazo es igual a otro, a la vista está!! Eres toda una mami valiente, son 3 peques muy peques, así que debes llevar una vida de lo más entretenida 😉

      Mil gracias por compartir tu experiencia y por tus palabras.

      Un abrazo bonita!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s